Consejos

¿Cómo hago para que mis milanesas sean más livianas?

Existen dos opciones de hacer milanesas livianas, la primera es hacerlas al horno, con poco aceite, la segunda para quienes prefieren mantener lo máximo de características de las tradicionales se trata de un proceso de lavado.

Paso a explicar, la milanesa la cocinamos frita en un sartén o una freidora, mientras que por otro lado tenemos una olla o jarro con agua hirviendo. Cuando sacamos la milanesa del aceite la sumergimos en el agua hirviendo 2 segundos para eliminar el exceso de aceite manteniendo el sabor.

REF: Nota publicada en el Suplemento Mujeres al Día del Diario Día a Día.

 

Comentá con tu cuenta de Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *