Cena de Navidad

Distintas costumbres rondan este particular evento, diría que cada familia tiene una costumbre diferente para la cena de navidad.

Lo cierto es que para muchos es un momento especial y todo una ocasión sobre todo si en las familias que la comparten hay niños, estos le suman una energía única.

Veamos en rango general que deberíamos tener en cuenta y algunos menús que nos pueden ser útiles.

La cena es en casa:

¿Quienes vienen?

Confirmar la cantidad de invitados es un factor importante para contar con la comodidad y la comida suficiente para recibirlos. Chequear telefónicamente la lista de invitados y solicitar que te avisen ante cualquier cambio nos brindará una organización efectiva.

¿Voy a cocinar o encargo un menú navideño?

Para muchos el cocinar la cena de navidad es una muestras de amor hacia los invitados, para otros es un karma del que les gustaría liberarse y para eso podemos consultar servicios de catering o restaurantes que hacen “delivery navideño”.

¿Cómo decoro mi casa?

Volvemos aquí a uno de los primeros puntos y éste lógicamente dependerá de lo que signifique para nosotros la navidad, lo cierto es que independientemente del bolsillo podemos hacer un decorado navideño desde casa y en poco tiempo. Elementos como cinta de seda roja, piñas de pino, brillos plateados, velas blancas o rojas nos pueden sacar del paso.
El árbol de navidad en el caso de que haya niños en casa es infaltable.

Tiempos de la cena

La navidad lleva consigo preparación, compra de regalos, jornadas laborales complicadas y hasta problemas de tránsito o para conseguir transporte, por lo que no debemos ajustarnos a un esquema muy estricto y tener en cuenta que no todos los invitados pueden ser puntuales o que se puede agregar uno de último momento.
Independientemente de la hora a la que comience nuestra cena debemos tener a mano los elementos para brindar a las 12 y podemos darle un condimento muy especial si algún tío con onda se disfraza de Papá Noel para alegrar a los más chicos.

Regalos

Es buenos que nos aseguremos de que todos los integrantes de la cena tengan su regalo, por lo que debemos consultar entre los familiares como los harán o podemos organizar una especie de amigo invisible con pautas de gastos. Así cada invitado tendrá un regalo que alegre su noche. Tener etiquetas para poner el nombre en cada regalo es un detalle a tener en cuenta.

 

Ahora veamos algunas opciones para el menú navideño:

–       Pavo al horno: Excelente oportunidad para innovar ya que para la ocasión se consigue fácilmente esta carne en los supermercados. Se puede servir con variedad de guarniciones como puré papas o verduras al horno.

–       Buffet froid: Variedad de comidas fría pre elaboradas: preparaciones con carnes, aves, salsas, verduras. Vittel toné, lengua a la vinagreta, arrollado de pollo, tomates y huevos rellenos son algunos componentes de este menú. El buffet froid se sirve frío y nos libera de preparación en el momento para darnos más tiempo para los invitados.

–       A la canasta: Podemos pedirle a los invitados que traigan una ensalada y nosotros hacer a la tarde un lechón o un costillar.

–       Fajitas: Podemos tener lista toda la preparación y en una placa en el horno las calentamos en poco tiempo

 

La cena es afuera

A qué hora es la cena

En el momento en que somos invitados memoricemos claramente el horario de la cena para tratar de ser lo más puntuales que nos permita la agenda.

¿Qué llevo?

Saber cual es el estilo de la cena a la que asistiré es primordial en este punto, para saber que llevo. Siempre tenemos que preguntar que llevamos y si la respuesta es “nada” indaguemos el estilo de la cena ya que nunca es bueno caer con las manos vacías.
Opciones de comidas para llevar:

–       Mi plato de cabecera: Cada uno de nosotros tenemos un plato insignia que nos identifica ofrecerlo a nuestros anfitriones es una buena opción.

–       Si nuestro anfitrión ya tiene resuelto el tema de la comida podemos llevar un postre cacero o sólo pasar por la heladería o por un local de tortas.

–       Bebidas: Vino para la cena, Champaña para brindis, , fernet para el postre, Helado de limón para la champaña o sorprender con pulpas de frutas y ron para esperar a Papa Noel con daiquiris.

Por último pero más importante: “Comida para los chicos”

Los chicos generalmente no son fanáticos de muchas de las preparaciones navideñas o del lechón, vitel toné, tomates rellenos o cosas que a sus oídos no suenen atractivas, por lo que tener un menú simple para ellos es un gol para evitar el cuchicheo quejoso con las madres y la incomodidad que les genera a estas.
La lista de este menú es simple:

–       Hamburguesas

–       Milanesas

–       patitas de pollo

–       Pizza

–       papas fritas

 

Publicado Suplemento Mujeres al Día del Diario Día a Día 16/12/2011

Comentá con tu cuenta de Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *